Análisis Traska Summiteer v3 salvia verde

Hace unos años conocí la marca Traska buscando un reloj que tuviera el espíritu del Rolex Explorer. No me convencía la idea de tener un reloj con el diseño copiado del Explorer 1016, y Traska ofrecía algo nuevo. Inspirado, sin duda alguna, pero un tributo y digno homenaje al icono de Rolex, el Traska Summiteer.

Dos cuestiones me mantenían alejado: el nombre y que tuviera que pasar por aduanas hasta llegar aquí. Esto último se debía a malas experiencias con aduanas en otras ocasiones.

Avanzamos rápido un par de años y tras una muy desagradable experiencia con Timefactors que me hizo vender el reloj copia de diseño Smiths Everest, mis ojos volvieron al Traska en su segunda versión.

Quien me compró el Smiths Everest me recomendó Lorier, que también tenía sede en EEUU y tras una compra sin incidentes allí, me decidí por comprar el Traska Summiteer en negro. Llegó, me impresionó, lo analicé, hice un vídeo, sugerí mejoras y hasta hablé con el director de la empresa.

Fruto de las recomendaciones que otros y yo hicimos surge pues, la tercera iteración de este reloj.

El equipo de Traska escucha incluso a canales humildes como el nuestro.

No pensaba comprarlo, pero viendo que se habían tenido en cuenta algunas de mis recomendaciones, no tuve más opción, o eso me quiero hacer creer, claro.

El caso es que, tomando como base el anterior análisis, he de decir que, esencialmente, ha mejorado, y mucho. Sin embargo los cambios son mínimos. Vamos por partes:

La caja no cambia. Mantiene exactamente las mismas proporciones y cualidades. Pero ahora el reloj parece más pequeño, o mejor dicho, más proporcionado al tamaño que la caja, de 38,5mm sugiere. ¿Cómo?

El principal problema del reloj eran las proporciones y el tamaño percibido. A pesar de ser un 38,5mm, se llevaba como un 40 o 41mm. Esto era debido a la apertura de la esfera y el bisel estrecho.

Traska Summiteer v2 en negro a la izquierda y el v3 verde a la derecha. 1.2 mm de separación de la pista de los minutos hacen una enorme diferencia. Ahora sí parece un reloj de 38mm.

La nueva versión aleja la pista de los minutos 1,2mm del borde de manera que, además de poderse ver ésta desde todos los ángulos, hace que la esfera, y el reloj, sea más compacto y proporcionado.

También cambia el tamaño de los números y las agujas, que, además, se acercan de forma más precisa y adecuada a la pista de los minutos.

Por supuesto que el color también ayuda a que parezca más pequeño pues el círculo interior es más notable, pero creo que incluso en la versión de color negro, habrá mejorado mucho.

Aunque la versión 3, a la derecha, parece más pequeña, tiene, en realidad, el mismo tamaño. Tuvimos que medir las cajas para cerciorarnos.

Otro tema era la capa anti reflectante azul que tenían los anteriores modelos que no me convencía. Le hacía parecer menos serio. Ahora con una capa clara, queda mucho más madura y funcional.

Por lo demás las cualidades del reloj siguen siendo similares. El tratamiento de endurecimiento del reloj hace que el acero sea hasta seis veces más resistente a arañazos que el acero sin recubrir. Si sin tener en cuenta este dato el reloj bien vale su precio, teniendo esto en cuenta nos encontramos ante una de las mejores propuestas para este tipo de reloj, si no es la mejor de todas.

Como hemos visto los principales puntos positivos son los siguientes:

Diseño original que rinde tributo, y por lo tanto es un homenaje en el correcto sentido de la palabra, al icónico Rolex Explorer.

Tamaño versátil que se acomoda a gran cantidad de muñecas.

Muy cómodo tanto por su tamaño, forma sencilla y, sobre todo, el brazalete que se ajusta perfectamente en todo momento.

Se ha mejorado el cierre del brazalete que antes se atascaba un poco en la versión 2.

Los eslabones finales son más lujosos ahora con la zona central elevada.

Un reloj divertido, con algo de color, muy apropiado para el monte.

Muy resistente y práctico. Con sus 100 metro de resistencia al agua y superficie resistente, se puede llevar desde el monte hasta la playa sin problema alguno.

Gracias a las asas perforadas es muy fácil cambiar correas.

Gran orientación en la oscuridad y la luz que emite dura toda la noche.

El reloj viene en una sencilla caja de cartón pero con una muy práctica y robusta funda de viaje.

En relación a los negativos:

Como propuesta de reloj de exploración y aventura hay muy poco negativo que comentar tras las correcciones en el nuevo dial. Pero esto no sería un análisis sin algo que comentar.

No me acaba de convencer la zona central de los eslabones finales, que queda cortado de forma tanto abrupta. Seguramente es por la cuestión de que el brazalete se puede plegar sobre sí mismo en todo momento, pero quedaría mejor un poco más redondeado. No obstante no es algo que se aprecie salvo que se mire con atención.

Aunque normalmente es imperceptible, el corte del eslabón central es demasiado afilado y merece una pequeña curva en el borde.

La duración de la luz e intensidad es un poco inferior a la versión segunda en negro, debido a que los números y manos son algo más pequeñas. La diferencia es, no obstante, casi imperceptible.

El color verde es más claro de lo que parece en las fotos de la web, y creo que estaría bien tener una versión con un verde más oscuro e incluso con algún efecto «sunburst». Pero esto es cuestión de gustos.

Lo que sí sería interesante ver, en el futuro, es un cierre con ajuste sobre la marcha, tipo «glidelock», aunque entendemos que esto seguramente subiría el precio habida cuenta del tratamiento de dureza y que complicaría el control de calidad. Si se hace, por supuesto, sería bueno que se pudiera adquirir la hebilla aparte.

Conclusión:

La verdad es que pocas críticas más podemos encontrar. Sigo pensando que una versión del Summiteer en 36,5mm sería fantástico, y puede que tal vez con índices de horas aplicados, como en el Commuter. Pero fuera de eso, a efectos de la función para la que está diseñado, es un producto prácticamente redondo.

Es difícil encontrar qué criticar en un reloj que sólo con los que ofrece en términos de diseño y nueva esfera, ya vale su precio y más. Si a eso añadimos que es un reloj realmente resistente, tanto por el crista del zafiro como por el acero endurecido, hay pocos relojes que puedan batirse en este rango de precios e incluso en precios muy superiores.

Y es por eso que, a la hora de explorar y moverme entre montes y rocas, éste será, a buen seguro, el reloj que me acompañará en muchas aventuras por venir.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.