Traska Summiteer v2, reloj para la aventura

Hace algo más de un año se inició en Kickstarter una campaña de una joven compañía, Traska, para traer al aventurero moderno un reloj robusto, fácil de leer y bien diseñado. Como no podía ser de otra manera, la campaña fue un éxito. Un año después tenemos en nuestras manos la segunda versión, evolucionada, de este fantástico reloj: Traska Summiteer Black.

Empezamos con las dimensiones y características principales:

  • El reloj tiene un anchura de 38,5mm.
  • Distancia de asas de 46mm.
  • Altura de 11,2mm contando el cristal de zafiro.
  • Anchura de correa 20mm.
  • Peso con el brazalete completo 132g. La cabeza del reloj pesa 56.
  • Corona roscada de 100m de resistencia y con el logotipo grabado.
  • Fondo de la caja roscada.
  • Índices y manos con BGW9.
  • Toda la superficie metálica tiene un tratamiento de endurecimiento que hace que sea seis veces más resistente que el acero 316L. Cuatro agujeros para micro ajuste.
  • El brazalete se estrecha de 20 a 16mm en el cierre. Tiene doble cierre de seguridad y está decorado.
  • Movimiento Miyota 9039 sin fecha.

Diseño: La forma sigue a la función, pero no la olvida.

A pesar de tener un tamaño de 38,5mm, el reloj normalmente parece más grande al tener una esfera abierta y un bisel relativamente fino. De hecho parece más bien un reloj de 40 e incluso 41 mm.. Los logotipos y escritos en la esfera se mantienen bajo control y con muy buenas proporciones. El círculo concéntrico en relieve marca la diferencia haciéndolo más interesante, pero al ser negro no es obvio a menos que haya condiciones de luz específicas.

Debería ser más fácil apreciarlo en la versión verde musgo, la elegida por muchos clientes de la marca. El logotipo es sutil y está bien proporcionado.
Los indicadores de las horas tienen un color un poco más cremoso, mientras que las agujas son de color blanco puro. Esto se debe al agente utilizado para que los marcadores de hora se mantengan en la esfera. Sin embargo, el blanco de las agujas hace juego con el logotipo y el minutero. El metal de las agujas tiene el tono de las horas.

En cuanto al bisel, como hemos dicho, es bastante fino, está cepillado y tiene pulido el borde que se une con el resto de la caja.

La corona del reloj está firmada con el nudo gordiano. La parte inferior de está se mete ligeramente dentro de la caja, lo que hace, que junto al hecho de ser roscada, permita una impermeabilidad de 100 metros (10 atmósferas). No es que nos podamos meter a 100 metros de profundidad, pero sí se puede nadar e incluso bucear con snorkel. El funcionamiento de la corona es correcto. Da cuerda correctamente y la sensación del Miyota es como la de otros relojes que tengo con este movimiento; un poco granulado. Hay que jugar un poco para enroscarla, así que aquí hay un poco de margen de mejora, pero el agarre es correcto y agradable.

La tapa trasera, también roscada, es simple y sólida. Curiosamente tiene número de serie y se presta a que se pueda grabar si alguien quiere regalar este reloj con un detalle o dedicatoria.

El brazalete de este reloj es, a falta de otro calificativo, espectacular. Es uno de los más cómodos y que mejor se ajustan a la muñeca que he probado, incluso comparando con el Oyster de Rolex. Tiene unas tolerancias exquisitas, todos los eslabones son sólidos, extraordinariamente móviles, hasta replegarse completamente, el cierre está decorado y tiene doble botón para soltarlo. Le cuesta un poco desencajarse, pero es una queja menor. Se puede ajustar fácilmente ya que tiene tornillos de buena calidad.

Función: Un reloj que prima la misión para la que se ha creado.

El reloj cumple casi perfectamente la función para la que está diseñado. Gracias a su ligereza y la comodidad de su brazalete Te olvidas de que lo llevas. Es lo suficientemente fino como para no interferir con tu equipo de montaña (mochila, cuerdas y demás), y aunque lo prefería con un diámetro un poco menor, tal vez 37mm, no molesta en la muñeca. Como contrapartida, es muy fácil de leer en cualquier circunstancia. Además, al tener cristal de zafiro y estar todo el metal con un tratamiento de resistencia al rallado, que eleva su resistencia de 200 a unos 1.200 vickers, junto aun precio razonable de unos 500 dólares + impuestos, lo puedes llevar a entornos hostiles con toda tranquilidad. Lo más seguro es que aguantará sin daño y, si la cosa se complica, no perderemos miles de euros de reloj.

Al ser un reloj con un diseño sobrio, pero con un chaflán pulido en el borde, es lo suficientemente elegante como para llevarlo en ocasiones más formales. No es un reloj para llevar con esmoquin, pero funciona con un traje en entornos de trabajo tan bien como en la playa, el campo y en la mayor parte de las reuniones sociales del día a día.

La luz que emite la pintura BGW9 tras una breve exposición a una linterna, u otras fuente de luz que durará toda la noche y se notará al pasar de zonas soleadas a oscuras. De hecho, de noche, sólo es superado por los Seiko, y eso comparando con un Rolex.

Resumen de lo positivo:

  • Un gran brazalete de excelente calidad fácil de ajustar con tornillos robustos y bien ajustados.
  • Bien presentado con bolsa de cuero de viaje.
  • Versátil, elegante y deportivo.
  • Se le puede poner cualquier correa y quedará bien. Es muy fácil ponerlas al tener asas perforadas.
  • Legible en cualquier circunstancia.
  • Buen material luminiscente.
  • Es un homenaje, en el mejor sentido posible, al Rolex Explorer y los relojes de campo. Pero es un diseño original con su propia identidad.
  • Gran calidad muy por encima de su precio. Tanto el reloj en sí como, no nos cansamos de repetir, el brazalete.
  • Buen cierre de pulsar aunque un poco ajustado a veces.
  • Movimiento robusto y fiable.
  • La atención al cliente es, sencillamente, espectacular.

Resumen de lo negativo:

  • No sé si me convence el tono azulado de la capa anti reflectante en la parte interior del cristal.
  • El color de las manecillas es distinto de los marcadores de las horas. Son más blancas y los marcadores son algo más color crema. El reloj tiene pues tres colores en el dial: blanco en escala de minutos, logo y manecillas, crema en las horas y marcadores de hora, y negro.
  • Al estar los números y la escala de minutos tan cerca del borde, ésta última desaparece por las distorsiones del cristal. Es algo muy menor, pero se nota según el ángulo.
  • Aunque hay quien lo prefiere, el dial es tan abierto y amplio, que parece más un reloj de 40 o 41mm que uno de 38.

¿Que se podría mejorar para una futura versión?

Un bisel un poco más ancho, haciendo el dial más pequeño moviendo las horas y otros marcadores un par de milímetros más para el centro, haría un conjunto más armonioso y no parecería tan grande.

También podrían plantear un modelo de 37 con una disposición muy parecida a la actual. Parecería más un 38mm que es un buen tamaño de reloj.

Conclusión:

No es fácil crear un reloj de campo con personalidad propia. Pero Traska lo ha conseguido. Se trata de un diseño y una construcción principalmente funcionales, para hacer el trabajo por un precio más que razonable. No es un homenaje, o al menos no en el sentido peyorativo. Sí es un homenaje o tributo en el mejor de los sentidos. Uno se puede sentir orgulloso de tener este reloj gracias a su original identidad.

Con el Summiteer tienes mucho reloj con una calidad superior al precio que se pide por él. Muy fiable y lo suficientemente versátil como para usarlo en casi cualquier ocasión. Me gustaría que fuera o pareciera un poco más pequeño, pero esto es cuestión de preferencias. El Max Bill Junghans 38mm parece aún más grande y es un reloj de vestir.


Lo mejor es que estos relojes están hechos por un gran grupo de personas que dan un apoyo impresionante y son realmente agradables y apasionados. Eso me hace confiar en recomendar realmente este reloj y la marca en general.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. R. Paredes dice:

    Muy interesante pieza. No la conocía pero voy a mirar de comprar uno.

  1. noviembre 29, 2021

    […] por varios motivos, y las mejoras introducidas, algunas de las cuales pudimos señalar en un análisis hace un tiempo, lo hacen todavía más […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *