Nuevo Rolex Explorer 124270

Tenemos entre manos el nuevo Rolex Explorer para 2021 referencia m124270. Lo primero que ha sorprendido es que Rolex haya decidido «volver atrás» con el tamaño de la caja, si bien veremos que hay algunos matices a considerar. El Rolex Explorer vuelve a tener 36mm. La versión de 39mm ha sido eliminada de su catálogo.

Calidad, diseño y fiabilidad por encima de todo.

Rolex es una marca que es envidia de casi todas las demás. Tal vez no tenga los relojes más complicados o avanzados de todos, pero sin duda es una marca conocida. Entre sus principales cualidades la fiabilidad, la robustez, la calidad y el diseño, forman parte de su ADN. El nuevo Rolex Explorer no defrauda en este aspecto.

Sostener un Rolex, y este Rolex Explorer en concreto, nos hace apreciar la atención al detalle y la calidad de la marca de la corona.

Los acabados son, a falta de otro término, impecables. El diseño, revisado y cuidado creando un producto absolutamente armonioso y fresco.

Empecemos por los 36 milímetros.

Cuando hablamos de relojes, los milímetros son como los metros de una habitación. Un metro más o menos en un lado de una habitación la cambia totalmente. Los tres milímetros que pierde el Rolex Explorer de la versión de 39mm los gana ahora en elegancia y discreción.

¿Es demasiado pequeño? Por supuesto todo es cuestión de gustos, tendencias y la propia percepción de quien lo va a llevar, del tamaño de la muñeca y lo que se busca en este reloj.

El Explorer 36mm en muñeca de 19cm de circumferencia

En mi opinión no es pequeño. Es mas, las asas, si bien en perfecta armonía con el brazalete y la extraña anchura de 19mm, son más voluminosas y confieren una importante presencia del reloj. Los sólidos eslabones finales del brazalete, que sobresalen, causan más impacto visual. Es por eso que aunque la cabeza del reloj tiene en realidad un diámetro sin contar corona de unos 35,4mm, se lleva como si tuviera 37 milímetros, puede que incluso más. Si lo comparo con mi Caravelle Sea Hunter de 36,5, sinceramente parece más grande.

El brazalete.

El anterior Explorer de 36mm, el 114270, si bien ya tenía los eslabones finales sólidos, no ocurría lo mismo con la parte central de los demás, lo que, según se dice, da una sensación de poca seguridad. Igual ocurría con el cierre, que no era el mejor posible. El Explorer 39mm 2124270 ya tenía el sólido brazalete Oyster de gran calidad. El nuevo Explorer tiene, igualmente un excelente brazalete oyster, sólido, con una extensión «easy link» de 5mm y extremadamente seguro y agradable. El brazalete es, sin duda, simbiótico para este Rolex. Explicaremos el motivo más adelante.

La precisión.

Image by Rolex

El Rolex Explorer está garantizado a una precisión de +-2 segundos al día. Y no defrauda. De hecho esta unidad está arrojando un consistente +0,4 segundos al día en multitud de circunstancias, posiciones y temperaturas. Acostumbrado como estoy a relojes con márgenes mucho mayores, esta precisión es absolutamente maravillosa.

Esta precisión no sólo es puntual. Viene reforzada con las últimas tecnologías del movimiento 3230: resistencia al magnetismo incrementada, protección reforzada a los golpes, alrededor de 70 horas de reserva de marcha…

Lo positivo.

En primer lugar lo mejor, en mi opinión, de este reloj es el diseño. Es un ejemplo de la maestría en llevar la simetría y la utilidad al extremo. Algo tiene el diseño y las proporciones que apelan a nuestros instintos primordiales. Este diseño, discreción, utilidad y elegancia, hace que este reloj sea tal vez de los más versátiles que podemos encontrar en el mercado.

Es un reloj que fácilmente podemos usar durante todo el día y en la casi práctica totalidad de circunstancias. Bueno, sus 100 metros no son aconsejables para el buceo, y tal vez si se va de frac puede que no sea lo más apropiado, pero acepta bien otras indumentarias bastante formales y elegantes.

El distribuidor recomienda que se haga revisión a los 10 años y tiene 5 años de garantía. Junto a la precisión y las ventajas en cuando a resistencia a impactos, vibraciones y magnetismo del movimiento 3230 de Rolex, estamos ante un reloj para toda la vida. Algo que se puede formar parte de la herencia de una familia.

Además de todo lo señalado, es un reloj extremadamente cómodo con sus 120 con el brazalete y todos los eslabones puestos. Es un reloj de montañero y algo que se aprecia mucho es que el reloj no interfiera con el equipo que se suele llevar encima.

Visibilidad en la oscuridad y en cualquier circunstancia: Ahora todos los marcadores de horas, incluidos el 3, 6 y 9, están, igual que en el modelo de 39mm, iluminados con Chromalight. Tenía mis dudas sobre si los textos, más visibles a las 12, afectarían a la lectura de la hora entre las 11 y la 1, pero se ha disipado. Se ve bien la hora en todas las circunstancias.

Lo negativo.

Esperaba que esta sección fuera a ser mucho más breve, pero no ha sido así lamentablemente.

Todos tenemos en mente la dificultad de adquirir este reloj nuevo en un distribuidor oficial al precio recomendado. No vamos a contar nada que no se sepa ya. La lista de espera se puede prolongar meses y eso en el caso de que el distribuidor decida ponerte en dicha lista. Y parece que son muy pocas las unidades que se están enviando.

También vale la pena mencionar que el acero 904L, si bien más resistente a la corrosión, es más fácil de rayar. Y eso se nota. Pero como decimos, nada que no supiéramos. Es poco probable que la mayoría de la gente use el reloj en el monte, pero en el día a día le haremos marcas casi sin darnos cuenta. Si bien serán fáciles de pulir en el futuro, es necesario advertir de ello.

Lo peor del reloj, sin embargo, es que se ha diseñado en simbiosis con el brazalete de tal forma es que casi imposible poner cualquier otra correa, incluidas NATOs de más de 1mm de grosor. Es una auténtica pena sobre todo teniendo en cuenta la versatilidad del dial monocromático pedía poder poner cualquier tipo de correa quedando bien.

La razón de esto es que el pasador para unir la correa al reloj está aproximadamente a un escaso milímetro de la caja. La propia caja, además,tiene una muesca para encajar la correspondiente del eslabón final del brazalete. Es decir, sumado al tamaño inusual de 19mm, la caja no es lisa y apenas hay espacio para nada. Es un reloj para convivir para siempre con su brazalete.

He logrado poner alguna correa de cuero fina, así como alguna correa NATO de 1mm de grosor, pero poco más parece que se puede hacer. El Rolex Explorer de 2021 es un todo. La cabeza del reloj y su brazalete. Si poder cambiar correas es fundamental para ti, éste no es tu reloj.

Conclusión.

Estamos ante la nueva era del Rolex Explorer. Un reloj que quedará tal y como se diseñó, sin concesiones, para ser versátil tal y como se presenta. Una gran calidad, gran precisión y una joya ejemplo de diseño impecable. Ponerse el reloj es como llegar al hogar. La principal pega, además del precio y la dificultad de conseguirlo, es la practica imposibilidad estética y funcional de poner otras correas.

Ver vídeo de primeras impresiones, en inglés únicamente por ahora:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *