El curioso Patek Philippe que jamás podrás ponerte en la muñeca

Cuando hablamos de Patek Philippe hablamos de alta horología, de una de las tres marcas de máximo lujo a la que todos les gustaría alcanzar. Pensamos en el modelo deportivo Nautilus o en el elegante, y uno de mis relojes favoritos, el Calatrava. Pero un amigo, gracias Jeffrey, me hace llegar estas imágenes que pueden resultar sorprendentes.

Imagen por Jeffrey Timmons (c)

Sí, es un Patek Philippe, pero sin duda no un reloj (de hecho son varios), que pueda alguien llevarlo como reloj de pulsera.

De hecho es un dispositivo que se usaba en su día, tal y como explica el documento que se ve en la imagen, para sincronizar de forma uniforme los relojes de oficinas, aeropuertos, hospitales, etc. con máxima precisión. El sistema se sincronizaba cada segundo con el observatorio Prangins en Ginebra para garantizar esa precisión.

Además de relojes analógicos, hay un reloj digital y se muestran, al mismo tiempo, en la parte inferior, horas en distintas zonas horarias.

Imagen por Jeffrey Timmons (c)

Otra imagen con más detalle de la parte superior:

Imagen por Jeffrey Timmons (c)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.